• Atención En Odontopediatría

    Atención En Odontopediatría

    Al igual que cualquier rama de la odontología, la practica dental en niños debe regirse por una filosofía sencilla, pero fundamentada y enfocada a tratar al paciente de manera integral, esto implica ganar la confianza y cooperación del niño para efectuar el tratamiento correctamente y de una manera amena para el paciente, lo que se verá altamente representado en su futura salud dental.

    Cabe resaltar la importancia de proporcionar, no solo la atención requerida en el momento, sino además promover la futura salud dental del niño mediante estimulación de actitudes y conductas positivas sobre el tratamiento dental.

    Las visitas dentales regularmente deben iniciarse a los 3 años, siempre que no exista algún motivo relevante que obligue a acudir a la consulta dental.

    En esta primera visita se deben incluir los siguientes pasos esquematizados.

     cuadro-diagnostico

     Una vez determinada la situación oral del niño y su correspondiente diagnóstico, pasamos a las siguientes fases:

    modelo-fantoma

    Instrucción de Higiene Oral: el paciente se cepillará frente al odontólogo y luego el profesional le dará las pautas de cómo mejorar la técnica para mejores resultados.

    En esta fase podemos recurrir a modelos fantomas (modelo semejante a un sistema, órgano o biofluido del cuerpo humano, que reúne algunas o todas sus características y propiedades), videos y/o juegos buscando la mejor manera de que para el paciente sea un aprendizaje ameno.

    Profilaxis (limpieza): se realizara mediante una escobilla que permite remover la placa bacteriana adherida a la superficie dental.

    Aplicación tópica de fluor: promueve la remineralizacion y es un efectivo agente antiplaca; En niños menores de 6 años o mayores que no controlan el reflejo de la deglución está totalmente contraindicada la aplicación de gel de flúor, se debe sustituir por barniz de flúor. Las aplicaciones tópicas con geles de flúor están siendo desplazadas por los barnices que tienen mayor efectividad, menos efectos adversos y mejor aceptación, este procedimiento permite un mayor tiempo de reacción flúor-esmalte y aumenta la captación de fluoruro por periodos prolongados durante 12-48 horas. Se recomienda no cepillarse en 24 horas, ni tomar alimentos duros o líquidos calientes durante 4 horas. La película de barniz se despega del diente al cabo de horas o días y no es tóxica en caso de ingerirse.

    Selladores de fisuras: los sellantes son materiales basados en resina aplicados en la superficie oclusal (masticatoria) del diente, cubriendo las fosetas y fisuras que son susceptibles a la caries dental, las superficies dentales no selladas muestran más caries (77%) que las superficies dentales selladas.  Debemos tener presente que los sellantes pierden eficacia de no ser revisados periódicamente.

    Fase restauradora: dentro de esta fase incluimos restauraciones definitivas (empastes), tratamientos pulpares y control de la erupción.

    Autor Ahmed Soliman

    Queremos terminar haciendo énfasis en la vital importancia que tiene el mantenimiento de la salud bucal y de las visitas a la consulta dental, ya que de ello va a depender el estado individual de cada paciente.

    Un paciente con una buena o aceptable salud deberá tener programadas dos visitas anuales, y un paciente en el cual se determine mas de un factor de riesgo deberá venir a la consulta un mínimo de 4 veces al año.
    En el caso de pacientes en tratamiento, una vez finalizado y estabilizado el tratamiento por completo, el odontólogo determinada la nueva tabla de frecuencia de visitas.

    Mayra Alejandra Guerrero Osorio